La justicia con fines políticos: el actuar de la fiscal Chong

0
29
Chong

El caso OAS y sus supuestos aportes a candidaturas presidenciales es un dolor de cabeza para la Fiscal Ximena Chong, porque deja ver que fiscalía investiga de forma discrecional, dependiendo del personaje político que esté siendo acusado.

La acusación que recae sobre Marco Enríquez-Ominami por la utilización de un avión brasileño durante su campaña presidencial en 2013, dio un giro que repercute sobre la objetividad de la Fiscal Chong, quien afirmó que el uso de la aeronave no es constitutivo de delito. Cabe recalcar que la Fiscal tiene años haciendo esta investigación, incluso estuvo en Brasil para investigar los supuestos nexos entre ME-O y OAS.  Hoy, tras 4 años, aceptó que no hay delito.

“Han festinado durante 4 años con un avión, cuando no era materia de investigación penal”, aseguró el defensor público Octavio Súfan, luego de que el Ministerio Público aclaró que los hechos expuestos en la acusación, relacionados con la empresa brasileña OAS y la facilitación del avión, solo responden a elementos de contexto y no se trata de una imputación penal.

Chong descargó todo el aparataje institucional y mediático para acusar a Marco Enríquez-Ominami, lo que incluso influyó en su carrera hacia La Moneda en 2016, cuando estaba 20 puntos arriba de Sebastián Piñera en las encuestas.

El tema del avión fue reactivado durante la campaña presidencial, ME-O fue llamado a declarar en varias ocasiones, y la información fue presentada de forma sesgada. Tras el reconocimiento del error, Chong comunicó hoy la modificación en la condena solicitada para el ex candidato presidencial por supuesto fraude de subvenciones.

En el caso de los aportes a la candidatura de Michel Bachelet, la Fiscal Chong conocía de los supuestos vínculos desde el 2017 y, sin embargo, no hubo proceso en firme para establecer cómo y en qué contexto se dieron esos hechos.

A su vez, la ex candidata presidencial en 2013, Evelyn Matthei fue sobreseída en 2016 por el uso de aviones privados que no fueron declarados ante el Servel.

Por otra parte, declaraciones del ex presidente de OAS Léo Pinheiro, también salpican a la Fiscal, Ximena Chong, quien desde el año 2017 conocía de la supuesta vinculación de dicha empresa con la candidatura presidencial de Michelle Bachelet. Desde ese año, la investigación ha permanecido cerrada por razones que solo Chong conoce.

El expresidente de OAS afirmó que se entregaron poco más de 100 millones de pesos, a través de un contrato ficticio, para financiar la campaña presidencial de Michelle Bachelet en el año 2013. Al respecto, el Fiscal Nacional, Jorge Abbott está analizando si envía a Chong a terminar lo que no concluyó, “es una opción que la fiscal pueda viajar a Brasil, con el objeto de precisar los dichos del señor Leo Pinheiro y esperaríamos en ese evento que él preste declaraciones y no guarde silencio como ocurrió la vez anterior en que estuvo la fiscal Chong en Brasil.

Chong no ahondó en la investigación y se conformó con el silencio del representante de OAS.

La discreción en el accionar de la fiscalía y Ximena Chong es evidente cuando se analiza su proceder con los supuestos aportes a la campaña electoral de Marco Enríquez-Ominami. A decir de su abogado, Carlos Mora, “ME-O no tiene ni tuvo ninguna relación directa con OAS, por el contrario, la propia ley ha establecido la figura del administrador electoral, que es precisamente el responsable de la administración financiera y contable de la campaña presidencial, por lo cual toda relación o gestión financiera de la misma es de exclusiva responsabilidad de este último.

Por demás, todos los candidatos tienen un equipo que gestiona los aspectos logísticos que implica una campaña de esta magnitud. Curiosamente, este es el único caso donde se investigó derechamente al candidato, en circunstancias que las otras investigaciones siempre apuntaron a quien por ley recaía la responsabilidad”, dijo.

Para el defensor, la persecución contra el ME-O es evidente, “con el solo mérito de una entrevista a un medio de comunicación nacional, a Marco Enríquez-Ominami se le investigó profusamente durante casi 4 años, se le citó y se le acusó por hechos que insisto, tenemos la convicción no cometió delito”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí