INDH se querellará por caso de herido en marcha en Cabildo

INDH

Entereza es lo que ha debido tener Ismael Zamorano Fuenzalida, el joven de 21 años que, la noche del pasado 20 de octubre, en el contexto de una manifestación en Cabildo, fue alcanzado por un proyectil, que según su propio relato y el de testigos, se trató de una bala. Por esto, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) está recabando los antecedentes necesarios para querellarse por este caso que fue revelado por La Estrella hace dos semanas.

El jefe regional del INDH en Valparaíso, Fernando Martínez, detalló que además de los documentos médicos están juntando los testimonios de testigos. “Esperamos reunirnos con Ismael y su familia, hacer una visita en terreno para entrevistarnos con él muy pronto”, dijo. Este encuentro se concretaría a más tardar la próxima semana y, tras eso, se interpondrá la acción judicial contra quienes resulten responsables.

Pueden haber más

Respecto de los otros tres jóvenes que también resultaron heridos aquella noche en Cabildo, en circunstancias similares, Martínez afirmó que también están reuniendo información y que están a la espera del envío de más antecedentes de parte de los afectados. Con todo eso, Martínez no descartó que se presenten nuevas querellas.

Los otros tres afectados son Cristián Luza Araya (34), herido en su rodilla izquierda; Cristián Arancibia Hernández (25), herido en su rodilla derecha; y Sebastián Álvarez Álvarez (24), herido en su frente. En todos los casos coincide el relato de que habrían sido lesionados por armas de servicio por personal de Carabineros, pero desde la institución negaron haberlas empleado. No obstante, esto último está siendo investigado actualmente por la Fiscalía.

Tras la confirmación de que el INDH presentará una querella por lo sucedido con Ismael Zamorano, su madre, Ana Fuenzalida, valoró este paso en el camino para encontrar justicia por lo ocurrido con su hijo. “Espero que con esto se empiecen a aclarar muchas cosas y que haya responsables, porque podría haber sido mucho peor todo esa noche. Afortunadamente no hubo nadie fallecido”, comenta un poco más aliviada, dentro de tanta tensión acumulada durante estos más de dos meses.

Actualmente Ismael Zamorano se está quedando en Villa Alemana, en casa de familiares, para poder optar a una rehabilitación más constante y personalizada que le permita volver a caminar y retomar su vida con normalidad. Atrás quedaron los días en Cabildo, cuando se levantaba con energía para trabajar como temporero o para jugar a la pelota con amigos. Eso sí, no pierde la esperanza de que aquello regrese, más temprano que tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí