11.3 C
Petorca
jueves, junio 17, 2021

Vecinos instalan control sanitario en el único acceso a Los Molles: funcionan las 24 horas

Lo Más Leído

En la antesala de un nuevo fin de semana largo, la inquietud se instala de forma especial en la pequeña localidad de Los Molles, perteneciente a la comuna de La Ligua y ubicada al norte de ésta.

Con el mar como protagonista, esta caleta de pescadores de alrededor de 700 habitantes ve cómo en la temporada estival o durante los festivos su población incluso se quintuplica, debido a la llegada de turistas que llegan a disfrutar de su tranquilidad y sus playas.

Aquello, que hasta hace poco era sinónimo de más ventas y actividad turística, hoy es motivo de preocupación para los habitantes del lugar debido a la emergencia sanitaria como consecuencia del Covid-19.

También podrías leer: Niegan indulto a hombre de 73 años condenado por violación en Petorca

Así, con miras a proteger de eventuales contagios a quienes viven en la zona, los vecinos del lugar ya planean intensificar los controles vehiculares que ellos mismos comenzaron a realizar el miércoles antes de la Semana Santa, con el objetivo de que quienes poseen una segunda vivienda en la localidad no lleguen desde otras comunas a quedarse en ellas.

La mayor parte de quienes son propietarios de ese tipo de domicilios en el lugar provienen desde Santiago, la región con más contagios a nivel nacional.

Lo que comenzó como una idea para controlar el acceso se vehículos a la localidad solo por la reciente Semana Santa, se ha extendido hasta ahora.

En la entrada sur, a unos 100 metros de un paso bajo nivel del lugar, los vecinos levantaron algunos toldos, conos y una barrera para restringir el paso.

Desde el 8 de abril no se han apartado se allí, para lo cual han establecido turnos con el objetivo de cubrir todas las horas del día, todos los días.

“Estamos con vecinos, nos turnamos, hacemos cinco turnos en el día y estamos día y noche. No hemos parado. Somos como 20 personas en total, tenemos comida, de todo acá.

Generalmente son cuatro personas por turno”, detalla Richard Tapia, uno de los mollinos que impulsó la iniciativa.

También podrías leer nuestro medio asociado La Bahía on Line

El presidente de la Junta de Vecinos de Los Molles, Armando Castillo, también es parte de estos controles vehiculares que espontáneamente comenzaron a hacer los habitantes del lugar.

El dirigente destaca que “estamos 24/7 acá, para proteger a nuestra comunidad. Son turnos de tres a cuatro horas cada uno.

Todos los vecinos están colaborando y es cooperar con el Estado, poner nosotros nuestro granito de arena para que está pandemia no cunda dentro de las comunidades.

Estas comunidades son pequeñas, son frágiles y no tenemos la capacidad hospitalaria para nada, entonces tenemos que ser preventivos”.

Asegura que no están en contra de la llegada de turistas, sino que más bien se debe a que este no es el momento para visitar la zona, debido a la pandemia.

Producto del nuevo fin de semana largo, se preparan para reforzar los controles vehiculares en los que anotan la patente, el nombre de las personas y con qué objetivo van a la localidad.

Estos dirigentes se animan a contar las insólitas excusas que dan los conductores que intentan ingresar.

Asimismo, aseguran que incluso se han enterado de que personas han hecho uso de los maleteros de sus automóviles para ingresar o se han tapado con mantas para evadir el control.

Entre las excusas que entregan, comenta Tapia, se cuenta que “inventan que vienen a cuidar a la mamá, que tienen un hijo con discapacidad y no tienen quién lo vea, a veces dicen que vienen a arreglar algún portón.

Son insólitas las excusas, podríamos escribir un libro con todas. Nosotros como conocemos a la gente, sabemos que no es así”.

De hecho, en la reciente jornada, aseguran que debido a su estricto control cerca de veinte vehículos con personas que iban a su segunda vivienda tuvieron que devolverse por donde llegaron.

Castillo coincide con Tapia en la imaginación que tienen los conductores para idear excusas con el objetivo de ingresar a Los Molles.

De hecho, hay una que le llamó la atención debido a que quienes la dicen no toman en cuenta la actual situación de escasez hídrica en la zona: “Por ejemplo, dicen que vienen a arreglar el techo de su casa porque se les llueve y acá no tenemos lluvias regulares desde hace harto tiempo. Entonces, ¿cómo van a saber que se les llueve la casa?”, reflexiona.

Todas las familias de Los Molles han sido empadronadas por estos vecinos, quienes les asignaron un número de registro.

De esta forma, aseguran, seguirán trabajando de forma coordinada con la finalidad de evitar la llegada de personas a sus segundas viviendas.

Claro está, mientras haya emergencia sanitaria, entrar a esta localidad de La Ligua intentando evadir las recomendaciones de la autoridad sanitaria no será sencillo.

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Más Artículos

1 Comentario

Comments are closed.

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Ultimas Publicaciones