Petorca on Line
Con el poder de la información

Trabajadores de la salud denuncian amenazas de muerte y agresiones en Cartagena

 

La gota que rebasó el vaso ocurrió el pasado fin de semana en el Cesfam de Cartagena. Un padre amenazó de muerte a un médico del centro de salud, porque a su hijo lo tuvieron que contener para curar una profunda herida en la cabeza que sangraba profusamente.

“Ese día llegó una mamá con su hijo, que venía con su pareja. El niño se cayó, se golpeó la cabeza y sufrió un corte frontal. El niño venía con sangre y se pasó de inmediato a la sala de urgencia. El médico tomó el procedimiento junto al tens. Le dijo al papá que tenía que suturar, porque la herida era profunda. Frente a eso tenían que inmovilizar al niño para hacer el procedimiento. El papá se molestó porque lo iban a inmovilizar con una sabanilla”, contó la directora técnica del Cesfam cartagenino, Paula Espinoza.

La reacción subió de tono: “comenzó a lanzar improperios, decía que si le pasaba algo al niño se iban a tener que ver con él. El médico cuando se vio amenazado le dijo que no podía trabajar de esa manera y salió del lugar”.

El relato no termina ahí, El tipo empezó a golpear los escritorios, las sillas y le dijo al médico que lo iba a estar esperando afuera porque lo iba a matar.