Petorca on Line
Con el poder de la información

Tribunal Ambiental ordena parar construcción en Humedal Urbano Estuario Los Molles en La Ligua

 

Como un pequeño triunfo en una batalla de largo aliento fue recibida por el colectivo Cabildo Ciudadano Los Molles y el grueso de la comunidad de la zona, la reciente orden del Segundo Tribunal Ambiental de paralizar toda construcción que se desarrolle dentro del polígono del humedal urbano Estuario Los Molles, en la comuna de La Ligua.

El área actualmente se encuentra en discusión ante el Tribunal, en el marco de dos reclamaciones interpuestas debido a los límites definidos en la declaratoria del Ministerio del Medio Ambiente que lo reconoció como humedal urbano. Dichas reclamaciones son en contra de la resolución del Ministerio del Medio Ambiente que reconoció al Estuario Los Molles como humedal urbano y definió su polígono en 9,2 hectáreas. La primera de estas fue presentada por los integrantes del Movimiento Ciudadano Cabildo Abierto Los Molles, y la segunda reclamación fue presentada por Inmobiliaria Lilén S.A.

Esta paralización ordenada, con fecha 27 de enero de 2022, por el Segundo Tribunal Ambiental llegó a raíz de una solicitud de medida cautelar interpuesta por los habitantes de la zona y miembros del colectivo, con la finalidad de evitar que la actividad inmobiliaria pueda ocasionar efectos negativos en el humedal urbano.

En la resolución se lee que «se resuelve decretar la suspensión en la entrega de permisos de subdivisión, loteo, urbanización predial o de construcción, así como la paralización de todo tipo de construcción que se realice o pretenda realizar en el polígono de 16,4 hectáreas que la Municipalidad de La Ligua definió en su solicitud de declaratoria de humedal urbano del Estuario Los Molles».

- Publicidad -

«Que, en definitiva, es posible concluir que en el polígono objeto de la controversia (16,4 hectáreas), los proyectos inmobiliarios indicados pueden amenazar la eficacia de lo que en definitiva resuelva este Tribunal. Así, de concretarse los mismos sin tener claridad respecto al área definitiva del humedal a proteger y, en consecuencia, del alcance de la declaratoria y los efectos que ella genera en la actividad inmobiliaria, existe un riesgo inminente de que se genere un perjuicio -eventualmente irreparable- en la estructura y función ecosistémica del humedal, particularmente sobre su biodiversidad, variedad de hábitats, conectividad hidrológica y servicios ecosistémicos, que es justamente aquello que se protege mediante la declaratoria aludida», argumenta el Tribunal.

Bajo la resolución 1.160 exenta, fechada en 13 de octubre de 2021, finalmente se concretó el reconocimiento de humedal urbano para el Estuario Los Molles, tras una solicitud hecha por la Municipalidad de La Ligua en abril del mismo año.

En aquella resolución se acota que «como consecuencia del análisis técnico, contenido en la Ficha Técnica, fue necesario ajustar la cartografía presentada por la Municipalidad de La Ligua dando paso a la cartografía oficial del humedal urbano, en atención al cumplimiento de los criterios de delimitación relativos a la presencia de vegetación hidrófita, suelos hídricos y un régimen hidrológico de saturación».

«Por lo tanto, se estimó necesaria la modificación de los límites propuestos para este humedal en la cartografía original, pasando de 16,4 a 9,2 hectáreas, dando lugar a la cartografía oficial», se añade.

Precisamente este ajuste es el que en la actualidad mantiene en desarrollo la controversia en el Segundo Tribunal Ambiental. «El mismo decreto que estableció la protección de nuestro humedal bajo la Ley de Humedales Urbanos protege sólo una parte del humedal, 9 hectáreas, dejando un sector de 7 hectáreas disponible para las inmobiliarias, que es justamente el espacio en que se han desarrollado y se están desarrollando los mega proyectos inmobiliarios», remarca Nicolás Ferraro, integrante del colectivo Cabildo Ciudadano Los Molles, agrupación que aboga porque se considere en el rango de protección la totalidad de las 16,4 hectáreas.

Ferraro reconoce que ha sido una verdadera «batalla de David contra Goliat» todo este proceso de «lucha por la supervivencia del territorio y por la supervivencia de nuestra economía, que es el turismo». Al mismo tiempo instó a la comunidad a mantenerse vigilantes pese a esta paralización de obras ya que se trata de una orden provisoria, mientras no se dicte una sentencia definitiva.